InfoPyME # 72 5 Principios para Generar Cambios de Conducta

5 Principios para Generar Cambios de Conducta. 

Autor: Mauricio Rodríguez Martínez
Director Lajapyme.

En esta ocasión hablaremos de los principios para generar cambios de conducta.

Los miembros de un equipo o los empleados de una empresa serán mas productivos si confían en su capacidad y tienen elevada autoestima, los 5 principios para Generar Cambios de Conducta se enfocan en proporcionar al líder elementos para que puedan hacer que sus subordinados se sientan bien con ellos mismos, es decir para elevar su autoestima.

Sin embargo para que un líder pueda elevar la autoestima de un colaborador, él mismo debe tener alta autoestima y confianza en si mismo y tener expectativas positivas de que la persona que quiere impulsar, lograra el cambio.

Un Verdadero Líder debe ser capaz, por un lado, de influenciar y cambiar la conducta de su gente cuando esta no es la adecuada, y por otro lado debe ser capaz de reforzar las conductas deseadas.

Principios para cambios de conducta
1.    Mantener y elevar la autoestima
2.    Concentrarse en la conducta y no en la personalidad
3.    Usar técnicas de reforzamiento para moldear conducta
4.    Escuchar activamente
5.    Mantener comunicación y establecer seguimiento
   
•    Primer Principio. Mantener y elevar la autoestima
Cuando los seres humanos se sienten competentes es mucho mas probable que lo sean, se sentirán motivados desempeñando una tarea para la que se sienten capacitados.

Los líderes deben fomentar los sentimientos de competencia en su gente, contribuyendo al deseo y motivación que sienten al desempeñar cierta tarea.

Acciones de reconocimiento y creación de una atmósfera adecuada
•    Sonreír
•    Preguntar ¿Como esta?, usar su nombre
•    Pedir y aceptar sus opiniones
•    Decir !Tu Estas Bien!, admitir que uno esta mal
•    Compartir información, invitarlo a participar
•    Delegar adecuadamente
•    Mostrar un interés constructivo acerca de problemas en su desempeño

Le sugiero que se ponga en los zapatos de sus colaboradores y sienta el efecto que producen las frases siguientes:
“Tu desempeño ha sido magnifico”
“Tu eres una de las personas mas preparadas en la empresa para desempeñar esta tarea”
“Felicidades, nuestros clientes están muy satisfechos con la forma como ustedes los atienden”
Ahora compárelas con este otro grupo de frases
 “No creo que estés listo para realizar esta tarea, pero si quieres inténtalo”
“Simplemente parece que no entiendes o no eres capaz”
“Cualquier persona con un poco de inteligencia habría hecho mejor este trabajo”

Las primeras fueron pronunciadas por un LIDER, las últimas fueron pronunciadas por un JEFE ESTRELLA

•    Segundo Principio. Concentrarse en la conducta y no en la personalidad
Los jefes con frecuencia evitan referirse a las conductas no deseadas de sus subordinados por temor a erosionar su autoestima, sin embargo esto producirá el efecto contrario en el subordinado que espera una reacción de su jefe ante una conducta errónea. Es decir que si el jefe no manifiesta su inconformidad ante un hecho negativo se restara efectividad al liderazgo que tiene para dirigir el grupo.

Cuando un líder se centra en la personalidad de una persona es frecuente y natural que la reacción sea defensiva y es fácil que se erosione la autoestima, esto es especialmente delicado cuando se tratan aspectos como bajo desempeño, quejas y reclamaciones acerca del trabajo de alguien.

Para evitar que el subordinado se ponga a la defensiva y que podamos erosionar su autoestima es esencial que nos centremos en la conducta, es decir en los hechos y el problema concreto, nunca en la personalidad, actitud o naturaleza propia de la persona.

Concentrarse en la conducta y en los hechos nos permitirá tener una comunicación clara y eficaz, mientras que tratándose de la personalidad y actitudes las discusiones se tornan confusas, subjetivas e improductivas.
Si deseamos cambiar la personalidad, primero tenemos que cambiar y moldear la conducta y no hacer nada por la personalidad, el individuo mismo la transformara gradualmente.         

Observemos la diferencia entre concentrarse en la conducta, primer grupo de frases y en la personalidad, segundo grupo.
Cuando nos concentramos en la conducta, somos concretos
•    “Pedro, no estoy de acuerdo en que estés llegando 5 minutos tarde a tu trabajo”
•    “La fecha limite para entregar este trabajo fue ayer, este incumplimiento no esta bien”
Cuando atacamos la personalidad generalizamos.
•     “¿Por que nunca puedo contar contigo?”
•    “¿Tu nunca muestras ninguna iniciativa?”

•    Tercer Principio. Escuchar activamente
Algunos líderes tienden a reaccionar precipitadamente cuando se relacionan con sus colaboradores, dándoles consejos, interpretando sus palabras antes de que las terminen de decir, o suponiendo que es lo que desean, esto origina que las personas se sientan presionadas o no tomadas en cuenta.

Una técnica de comunicación de suma importancia para la adecuada dirección de un grupo es la que nos ayuda a mejorar nuestra habilidad de escuchar, conocida como “Escuchar Activamente”. Esta técnica nos permite eliminar la apariencia de estar a la defensiva en una conversación, o la posibilidad de erosionar la autoestima y funciona como un difusor en el intercambio de emociones. 
 

El termino de “Escucha Activa” o “Entendimiento Empático” se usa para definir una forma de participar en una conversación en la que la persona selecciona, define, y responde en forma precisa a los sentimientos expresados por la otra persona. Cuando esta técnica se utiliza la persona percibe que esta siendo comprendida, esta percepción le permite liberar sus sentimientos, expresar sus ideas y apoyarse menos en una conducta defensiva.

Los efectos mas importantes de escuchar activamente son:
•    Un confortable sentimiento de la persona que es escuchada, la cual aun en situaciones difíciles o en las que se encuentra trastornada, se tranquiliza, aclara sus sentimientos y racionaliza mas su situación permitiéndole presentar una actitud positiva y tomar mejores decisiones
•    Compenetración entre Líder y colaborador basada en la satisfacción que da el ser escuchado
•    Ayudar a que la persona escuchada tome sus propias decisiones a través de descubrir soluciones antes ocultas que se hacen evidentes con el proceso de liberar sentimientos y expresar ideas en forma coherente. Esto hace que la persona evolucione convirtiéndose en un ser mas responsable e independiente y se auto-dirija.

Para escuchar activamente la persona que escucha realiza los siguiente tres pasos:
1.    Tratar de entender los sentimientos y el significado que hay detrás de las palabras
2.    Poner el mensaje entendido en sus propias palabras
3.    Retroalimentar al que habla para verificar comprensión y motivarlo
     
En el siguiente número concluiremos los 5 principios para generar cambios de conducta, mientras tanto ¿por qué no trata de poner en practica los tres primeros?

Comments

Popular posts from this blog

Caso de Éxito - Estrategia de Éxito Empresarial BIMBO

El Método MR: Reglamento Interno de Trabajo

Mit-Mut #131 Estrategias de Marketing para Pymes