Infopyme # 21 Lajapyme - SIRC . El Secreto de la Fortuna de Carlos Slim


Sistema para Impulsar Rentabilidad y Crecimiento.




El Secreto de la Fortuna de Carlos Slim

En el pasado artículo de finanzas hablamos de la importancia de tener el control absoluto de nuestros ingresos y egresos, vimos que lo anterior no es posible si no lo documentamos y respaldamos con comprobantes apropiados, y finalmente hablamos de la importancia del flujo de efectivo.

Ahora veremos el secreto de la fortuna de Carlos Slim, que curiosamente es uno de los secretos mejor guardados, y a menos que hayas leído la biografía del hombre más rico del mundo, no te lo puedes siquiera imaginar.

¿Quieres conocerlo?, te invitamos a que leas este interesante artículo.



Antes de descubrir el secreto, te invito a que imagines un pequeño negocio en el que las ventas no las clasifican por familias y todo el dinero lo revuelven en un cajón. Igualmente para todo lo que compran abren el cajón y sacan el dinero, sin siquiera anotar para que se uso, cuanto se uso, quien lo saco etc.

¿Qué podemos esperar de esta situación?

No quiero ni siquiera imaginar el tamaño del boquete que este negocio tiene por las diferentes pérdidas que esta situación le genera. Seguramente tiene fugas por todos lados.

No solo se propicia la ineficiencia, el robo y las pérdidas diversas por la desorganización, sino tal vez la pérdida mayor es la incapacidad de realizar un análisis de la situación que le permita tomar decisiones.

El Director de una empresa debe poder responder que funciona y que no, que se vende mejor, que no se vende, que deja utilidades y que no, cuales son los costos y gastos más representativos, cuales tienen oportunidad de mejora etc.

Lo más probable es que el negocio que imaginamos fracase, y si llega a sobrevivir, es debido a que no es un negocio sino una forma que tiene mucha gente de autoemplearse.

Es normal y fundamental que el negocio tenga el control de sus ingresos y egresos a través y para ello debe construir un catálogo de cuentas.

El catálogo nos servirá para clasificar los movimientos y agrupar de una manera racional los flujos de dinero.

Podemos clasificar los ingresos por familias de productos, digamos por ejemplo en una estética:
  • Cortes
  • Tintes,
  • Uñas
  • Depilación
  • Productos de marca X
  • Productos de marca Y
Y los egresos por sus rubros más importantes como son:
  • Costo
  • Gastos administrativos
  • Gastos de la operación
  • Gastos de venta
  • Gastos financieros
En cada una de las cuentas anteriores podemos tener sub cuentas, por ejemplo en Gastos de venta podemos sub clasificar en publicidad, teléfonos, impresos etc.

Conforme los negocios crecen los catálogos de cuentas se harán más grandes y complejos, mientras que una pequeña empresa debe iniciar con algo sencillo.

El tener catálogos de cuentas se da en las empresas muchas veces sin el conocimiento del empresario, sino por una iniciativa del contador, que tiene que clasificar la información para poder hacer su trabajo.

Si bien la mayoría de las empresas tienen catálogos de cuentas, en el caso de nuestras finanzas personales es realmente raro que alguien lleve su control de ingresos y egresos y todo lo clasifique a través de un catalogo de cuentas.

¿Cómo lleva sus cuentas usted?

Puede responder las siguientes preguntas:

Cuál es su ingreso total.
En que gastó hasta el último centavo de su ingreso.
Cuál es su patrimonio neto hoy. Sus bienes menos sus deudas, o dicho de otra manera su activo menos su pasivo.

Si usted como la mayoría de las personas no puede responder a estas tres preguntas con certeza, le sugiero que inicie un control riguroso que le va a ser de gran utilidad para optimizar sus recursos financieros, ahorrar e invertir y así asegurar su libertad financiera.

La respuesta a las tres preguntas anteriores las conoce Carlos Slim desde que tenia 12 años, veamos la historia.

En la biografía de Carlos Slim, escrita por José Martínez nos señala como su padre influyó en su formación como hombre de negocios

“Debo afirmar que desde el principio conté con el apoyo familiar, el cual no se limitaba a lo material, sino principalmente al ejemplo y la formación.

A fines de 1952 cuando yo tenía 12 años, y con el fin de administrar nuestros ingresos y egresos, mi papá nos estableció la obligación de llevar una libreta de ahorros, que revisaba con nosotros cada semana. Siguiendo esta regla, llevé mis balances personales varios años. Así en enero de 1955 mi patrimonio era $ 5,523.32, y para agosto de 1957 aumentó a $31,969.26; siguió creciendo, invertido fundamentalmente en acciones del Banco Nacional de México, y usando en ocasiones crédito, de tal manera que para principios de 1966 mi capital personal era mayor a $ 5,000,000, sin incluir el patrimonio familiar”.

Estableciendo un catálogo de cuentas y controlando los flujos de dinero tendremos la materia prima necesaria para armar estados financieros que “nos hablen” y nos ayuden a tomar decisiones.

Les recomiendo amigos que tomen la experiencia de Slim y la apliquen en su vida.


Mauricio Rodriguez M.
Director de Lajapyme S.A. de C.V
.




Comments

Popular posts from this blog

Caso de Éxito - Estrategia de Éxito Empresarial BIMBO

Mit-Mut #140 - 6 Herramientas de generación de leads no convencionales para agencias digitales

Mit-Mut #138 - ¿Por qué las fórmulas funcionan mejor que las plantillas para correo electrónico?