InfoPyME # 61 A la Empresa lo que es de la Empresa...

Mauricio Rodríguez M.
Director Lajapyme.

 

A la Empresa lo que es de la Empresa y al Empresario lo que es del Empresario.


Carlos Kasuga es un empresario mexicano de origen japonés muy reconocido en México por su labor incansable para crear una cultura empresarial más competitiva. El habla de sus experiencias propias, tales como la manera en que  formó su conocida empresa Yakult, e hizo grandes esfuerzos y sacrificios en las primeras etapas. Lo cual nos hace reflexionar  sobre... la importancia de tener empresas ricas y empresarios pobres o austeros. 

En nuestro país desafortunadamente muchas veces no es el caso de las pequeñas empresas. Es más común que los empresarios saquen todo lo que pueden del negocio y lo dejen en un estado de inanición apenas sobreviviendo. Esto es un grave error ya que la única forma de lograr el crecimiento de una empresa es reinvertir las utilidades

Se puede crecer con deuda buscando buenas tasas de interés, pero si nosotros no reinvertimos las utilidades se creará un desequilibrio con un exceso de pasivos que representará un riesgo elevado para la empresa.

Es importante hacer los mayores sacrificios económicos por parte del empresario como vivir austeramente para dejar que la empresa se fortalezca y como lo comenta el mismo empresario Kasuga luego “la empresa será como un gran árbol que da sombra a muchas familias”.

Quisiera reflexionar con la historia que frecuentemente suelo contar a las personas que asisten a mis seminarios de la señora que vende tamales en la esquina. Ella compra sus materias primas, trabaja desde temprano para hacer sus tamales, sale a venderlos, al terminar obtiene la recuperación de lo que invirtió en ese ciclo diario de trabajo para comprar las materias primas del día siguiente. A lo que le queda después de pagar las materias primas del día siguiente ella lo llama “su ganancia”, la cual si fue mayor a lo esperado, no solo le sirve para pagar sus gastos diarios, sino para ir al cine ó a cenar. Sin embargo siempre se gasta su ganancia, por lo que el negocio se mantiene en punto de equilibrio porque todo el exedente se lo gasta. Esta situación se prolonga de esta manera por años.

Si esta señora se asignara un salario y fuera un gasto fijo, y viera la utilidad como parte del negocio y no como “su ganancia” permitiría con el paso del tiempo que el negocio se fortaleciera, creciera y reinvirtiendo sus utilidades pronto tendría otro puesto o algún otro negocio y gradualmente se formaría una pequeña o mediana empresa. Para la tamalera no habría gran diferencia y el esfuerzo financiero tal vez no sería muy grande, pero el impacto a largo plazo de hacer pequeños sacrificios todos los días nos lleva a que la empresa se fortalezca y en poco tiempo lleve a esta empresaria a convertirse en un caso de éxito,  con varios puntos de venta. Esos pequeños sacrificios diarios, generan la solvencia financiera que cambiaría la historia de esta familia.

“A la empresa hay que darle lo que es de la empresa y al empresario lo que es de él". Llegará un día el tiempo de la cosecha y el empresario podrá retirar de la empresa sus dividendos sin que eso afecte su continuo desarrollo y crecimiento.

Y ustedes amigos, ¿Cómo manejan los excedentes de sus empresas?

Comments

Popular posts from this blog

Caso de Éxito - Estrategia de Éxito Empresarial BIMBO

Mit-Mut #140 - 6 Herramientas de generación de leads no convencionales para agencias digitales

Mit-Mut #138 - ¿Por qué las fórmulas funcionan mejor que las plantillas para correo electrónico?