InfoPyME # 86 ¡¡¡Los cerdos no saben que huelen mal!!!




¡¡¡Los cerdos no saben que huelen mal!!!



Autor: Mauricio Rodríguez Martínez
Director Lajapyme.


El artículo de la semana pasada, “Por que debemos dar lo mejor de nosotros mismos”, fue del agrado de varios lectores que me pidieron continuara tratando temas acerca del desarrollo de una actitud positiva. Ahora veremos que tienen que ver los cerdos con la actitud de las personas.

Leí  recientemente en un libro una frase que me impacto. El granjero decía, “los cerdos no saben que huelen mal”.

La misma situación la podemos trasladar a nuestra vida y asumir que muchas veces podemos tener sin darnos cuenta, un comportamiento totalmente negativo que dañe nuestras relaciones laborales y personales y como consecuencia los resultados de la empresa o en la familia.

No vamos a cambiar y ser mejores, hasta que no nos sensibilicemos de nuestra situación. Bien dicen que no hay más ciego que el que no quiere ver.

Reflexione, somos más de 6 mil millones de seres humanos sobre la tierra y podríamos dividirlos en dos grupos: Yo y los otros. 

Para todos hay un yo y podemos vernos de dos maneras:

Enfoque egoísta:
Este enfoque es el más común. Es el yo que normalmente tiene la razón,  y conoce la verdad, es positivo y el no representa el problema. Este yo piensa que los otros no entienden, no quieren y están pensando en hacernos la vida pesada. Equivale a pensar como si el universo girara en torno a la tierra.

Enfoque de equipo:
Este enfoque es la mejor manera de ver la relación entre nosotros y los demás. Es el yo que asume que no tiene toda la verdad, ni todas las respuestas y que está atento a lo que los otros tienen que decir para comparar con sus conocimientos y apreciaciones y hacer los ajustes recibiendo y aportando al equipo.

Creo que podemos apreciar fácilmente el riesgo de la postura egoísta y las grandes ventajas del enfoque de equipo, pero no tan fácil lo aplicaremos si no ponemos en práctica algunas conductas.

Conductas que impulsan el trabajo en equipo:

1. Haga un esfuerzo por escuchar con atención lo que los otros tienen que decir, no se ponga a la defensiva, ni busque justificarse.

2. Establecer objetivos y elaborar planes con la colaboración de todos los involucrados.

3. Pida la opinión de todos los que le rodean acerca de asuntos de interés para el negocio.

4. Ante un problema, asuma que su solución NUNCA será ni la mejor, ni la peor, pero que SIEMPRE será una aportación valiosa que sumada a la de los otros miembros nos llevará a la MEJOR solución.

5. Pregunte constantemente a sus clientes, a sus colaboradores, a sus aliados y personas que los rodean, como podemos mejorar.

Comments

Popular posts from this blog

Mit-Mut #131 Estrategias de Marketing para Pymes

Mit-Mut #132 - ¿Cómo benefician los pagos en línea a las pequeñas empresas?

Mit-Mut #136 - Como reactivar ventas que creías perdidas